Escuchar

“Estad firmes en la libertad con que Cristo os hizo libres.” Así comienza el capítulo 5 de la epístola de Pablo a los gálatas. Una libertad verdadera, que no obstante, no es excusa para vivir de manera desordenada, más bien todo lo contrario. Quienes permanecen en Cristo, reciben de él la fuerza suficiente para vivir como agrada a Dios, igual que los pámpanos reciben del tronco de la vid la sabia que los hace fructificar. Gálatas 5:1-24.