Escuchar

Si quieres vivir bien: preocúpate. Sí, puede parecer una idea contradictoria, pero a la luz de la Palabra de Dios no lo es en absoluto. Fuimos creados con un propósito, y en la medida en que cumplimos nuestro propósito, somos felices y nos sentimos plenos. Jesús dijo: “Lo que hacéis a uno de estos más pequeños, a mí me lo hacéis.”