Close
Log In using Email

4 – MUJERES PIADOSAS

El Evangelio es glorioso y precioso, es admirable y asombroso para aquellos que lo han creído. Pero el mundo, aquellos que aun no lo han creído, no puede percibir esa belleza y grandeza. Sin embargo, lo que sí pueden ver todos son sus efectos beneficiosos en quienes lo hemos abrazado. Adornar la doctrina es precisamente eso, mostrar al mundo las virtudes que acompañan o deberían acompañar a quienes lo han creído de veras. Tito 2:1-15.