Close
Log In using Email

3 – ADORNANDO LA DOCTRINA DE DIOS

Es ilógico que nuestra vida diaria esté divorciada de aquello que creemos. Solo cuando la verdad del Evangelio de la Gracia se encarna en cada hijo de Dios, es entonces que el mundo puede ver la belleza del Evangelio en los efectos beneficiosos que produce en nosotros. No se trata tanto de lo que decimos, como de lo que vivimos a diario. ¿A qué se refiere Pablo cuando habla de que debemos adornar la doctrina? Tito 2:1-15.