Close
Log In using Email

EL CAMINO DE LA FE

La vida del cristiano se nos describe en el pasaje que hoy estudiamos como una carrera en la que podemos encontrar multitud de diferentes terrenos. Pero como en toda carrera, lo importante no es comenzarla, sino terminarla. Y para ello necesitamos tener bien clara cuál es nuestra meta, ya que necesitaremos disciplina y constancia para continuar hasta el fin. El pasaje nos insta a mirar primero a los testigos que nos precedieron, en segundo lugar a nosotros mismos, y en tercer lugar a nuestro Señor Jesucristo. Hebreos 12:1-3.