Todos conocemos sobradamente el último y gran mandamiento que Jesús dejó a sus discípulos y que hemos venido en llamar “la gran Comisión”. Fueron las últimas palabras de Jesús recogidas en los Evangelios y por ello mismo tienen una relevancia capital para cualquier cristiano. Hoy analizamos las motivaciones y razones que deben guiarnos e impulsarnos a la hora de llevar a cabo la importante tarea que el Señor encomendó a la Iglesia justo antes de su ascensión a los cielos. Mt. 28:16-20.

Escuchar