Vivir de manera disoluta y centrada únicamente en el placer sensual. Así de degradada llegó a ser la vida en la antigua Corinto. Tanto que se llegó a crear un verbo en griego, algo así como “corintizar” para denominar ese estilo de vida. El paralelismo con nuestra época y nuestra sociedad actual es bien claro. Así el mensaje de Pablo a los corintios es absolutamente relevante para nosotros hoy. Estemos atentos a sus palabras. 2 Corintios 6:14-7:1.

Escuchar