El anciano Caleb de edad de 85 años declara en fe que su fuerza está íntegra para conquistar la tierra, como el día que Moisés lo envió cuando era joven a reconocerla. Él recordaba bien cuando los 12 espias examinaron la tierra abundante que Dios les entregaba; pero también recordaba que, mientras unos fijaron su atención en las bendiciones y en el Dios de las bendiciones, otros en cambio lo hicieron en las dificultades y peligros que aquella albergaba. Josué 14:11-12.

Escuchar