En nuestro mundo actual la gente busca la felicidad, la satisfacción, el propósito, la identidad y corre de acá para allá como un pollo sin cabeza buscando algo que llene su vacío interior. Muchos creen encontrarlo en cada nueva codicia que este mundo nos ofrece solo para descubrir que no se encuentra aquello que tanto se anhela. “Si no sabes a dónde vas, cualquier camino te sirve” le dijo el gato a Alicia en el país de las maravillas. Fil 3:1-14.

Escuchar