Close
Log In using Email

    BRILLANDO EN LA NOCHE DEL MUNDO 2 | PERO HAY UN DIOS EN LOS CIELOS

    Los magos y astrólogos de Babilonia se quedaron perplejos cuando escucharon lo que el rey Nabucodonosor les demandaba. ¿Cómo podían interpretar un sueño que ni siquiera habían escuchado? "No hay hombre sobre la tierra que pueda declarar el asunto del rey; además de esto, ningún rey, príncipe ni señor preguntó cosa semejante a ningún mago ni astrólogo ni caldeo." Luego nombraron a sus dioses que aunque seguramente sabrían el asunto, sin embargo no estaban al alcance de ellos para poder preguntar sobre el mismo. Sin embargo, aunque tenían razón en parte, porque ningún hombre podía responder al rey, sí había alguien que podía declarar el sueño y su interpretación. Daniel 2.