Close
Log In using Email

    DELANTE DE DIOS

    El rechazo al Dios Creador que se produce en el corazón pecador nos conduce irremisiblemente a la impiedad y ésta nos lleva a la injusticia. Por eso no es de extrañar la corrupción que impera hoy día en la mayor parte de las sociedades, que en su inmensa mayoría le han dado la espalda a Dios. El apóstol Pablo lo vio muy claramente ya en el siglo I de nuestra era. Y es que el corazón humano sigue teniendo hoy las mismas carencias y necesidades que hace dos mil años. Romanos 1:18-32.