Close
Log In using Email

    PERDONADOS PARA PERDONAR

    La parábola del siervo que no perdonó encierra importantísimas lecciones que hoy analizamos con el estudio de este pasaje bíblico. El perdón es una de las mayores bendiciones que recibimos de Dios, pero Jesús nos enseñó con esta historia que no solo debemos estar abiertos a recibir el perdón de Dios, sino que una muestra evidente de haberlo recibido es el que nosotros también extendamos nuestro perdón a aquellos que nos han dañado. Aquí se establece una relación tanto vertical (de Dios hacia nosotros), como horizontal (de nosotros hacia nuestro prójimo). Mateo 18:28-31.