EL PUDOR

Vivimos en un mundo impúdico en el que se comercia con el cuerpo humano, tanto femenino como masculino, de una manera que a nuestros abuelos les causaría sonrojo sólo con pensarlo. El culto al cuerpo se ha convertido en la nueva religión imperante y los mass media explotan la sensualidad humana hasta extremos absolutamente vergonzosos. Ante tal obscenidad el Pueblo de Dios está llamado a vivir y a expresarse de una manera completamente distinta, yendo contracorriente y expresando la belleza de un sano pudor que ha desaparecido casi por completo de nuestra sociedad «avanzada y occidental». Génesis 3:4-11; 1 Timoteo 2:9a.

PRIORIDADES DE UN SIERVO DE JESUCRISTO

Tristemente, hoy en día en iglesias que aun se llaman evangélicas, hay falsos maestros que se han desviado de la Verdad del Evangelio de Jesucristo. En ese falso evangelio se confunde la salvación con la justicia social. En ese engañoso mensaje se afirma que Jesús no murió por ti, sino que murió como consecuencia del sistema. Y el mensaje de la cruz está siendo sustituido por otras cosas. Pero esto no debe asombrarnos, ni es nada nuevo. Ya Jesús lo anunció y los apóstoles tuvieron que luchar contra estas y otras herejías similares. 1 Timoteo 4:1-16.