10 – CORRIGE HOY Y DISFRUTA MAÑANA 2

Lo único que tienes que hacer para que tu hijo/a te dé problemas y termine siendo un dictador amargado, es precisamente no hacer nada con él en cuanto a disciplina y corrección. Criar es conducir hasta la madurez una vida que ya tiene dueño, pues los hijos son del Señor. Los sabios de la antigüedad que escribieron el libro de Proverbios nos guían en esta apasionante y difícil tarea. Proverbios 29:17.

9 – CORRIGE HOY Y DISFRUTA MAÑANA 1

Las acciones en el presente tienen su recompensa en el futuro. La enseñanza de los hijos es responsabilidad exclusiva de sus padres. El sabio libro de Proverbios nos dice: «Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma» (Proverbios 29:17). La corrección y la disciplina nunca resultan atractivas, pero a la larga dan un fruto dulce que conforta y alienta nuestra almas. No en vano dice el refranero: «El arbolito, desde chiquito».

8 – GOBIERNA TU PROPIO ESPÍRITU

Somos seres emocionales, así nos hizo Dios y eso es bueno; pero debido a nuestra naturaleza caída, en muchas ocasiones somos incapaces de controlar debidamente esas emociones. Sí, somos seres emocionales, pero como toda herramienta o poder, nuestras emociones y sus reacciones, pueden ser usadas para el bien y para edificar, mientras que mal usadas pueden hacer un daño casi irreparable. (Proverbios 16:32).

7 – ABRE LA BOCA CON SABIDURÍA

La lengua es una poderosa herramienta para hacer el bien y construir, o para destruir y derribar. Santiago nos dice que con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. Así que el hablar es una gran responsabilidad que requiere mucho cuidado y esmero. (Proverbios 31:26, 18:21).

6 – DI LA VERDAD

La vida, aun con la ayuda inestimable de Dios, está llena de dificultades y también de sufrimientos. Pero muchos de nuestros problemas y aflicciones son provocados por nuestra propia falta de honestidad. Jesús dijo: «la verdad os hará libres» (Juan 8:32).

5 – APRENDE DE LA HORMIGA

No es lo mismo ser sabio que ser un «sabiondo». No se trata de saber muchas cosas intelectualmente, ni de acumular conocimientos, sino de vivir aquello que has aprendido. Así, la sabiduría es un aprendizaje práctico que se aplica a todas las facetas de la vida. Hoy el libro de Proverbios nos habla acerca de la pereza. Proverbios 20:13

4 – EL JUSTO SE PREOCUPA

Si quieres vivir bien: preocúpate. Sí, puede parecer una idea contradictoria, pero a la luz de la Palabra de Dios no lo es en absoluto. Fuimos creados con un propósito, y en la medida en que cumplimos nuestro propósito, somos felices y nos sentimos plenos. Jesús dijo: «Lo que hacéis a uno de estos más pequeños, a mí me lo hacéis.»

3 – EL BUEN AMIGO

¿Cuáles son las marcas de un buen amigo? ¿Cómo podemos edificar y hacer prosperar una amistad madura y atractiva? El libro de Proverbios habla muy a menudo de este aspecto fundamental de las relaciones humanas. Los consejos que recopiló el sabio Salomón traerán salud a nuestras amistades.

2 – QUE CORRA EL AIRE

La amistad es una bendición de la que disfrutamos y nos puede aportar momentos no solo memorables, sino también de edificación mutua. Pero no todas las amistades son recomendables, eso al menos pensaba el sabio autor del libro de Proverbios.

1 – INTRODUCCIÓN

¡Qué suerte ha tenido Fulanito en la vida! Es una expresión que a veces escuchamos. Pero el éxito, la prosperidad, la salud física y mental, unas relaciones saludables y edificantes, una vida familiar satisfactoria y muchas otras bendiciones, no son fruto de una suerte ciega y caprichosa. Proverbios 1:1-10, 15; 2:1-5.