1 – SABIDURÍA

Hay un trabajo que hacer para que la casa sea edificada. Si Dios te ha puesto en familia, tienes una responsabilidad y un trabajo que hacer en ella. La clave está en orar a Dios con todo el corazón y trabajar con esfuerzo por nuestra familia. No es cuestión de suerte, para tener una familia sana necesitamos conocimiento, prudencia, ciencia, sabiduría de Dios. La esencia, el ABC de la sabiduría es el temor del Señor. Aprende cuatro lecciones fundamentales de cuatro animales que parecen insignificantes: el conejo, las langostas, la hormiga y la araña. Proverbios 24:3-4; 30:24-28