¿HASTA DÓNDE ESTÁS DISPUESTO A LLEGAR?

Pedro y Juan subieron al templo a la hora de la oración y el cojo que pedía limosna en la puerta Hermosa recibe aquel día el mayor regalo que podría esperar, su sanidad completa. Los líderes religiosos se enfadan porque miles de personas venían a escuchar las palabras de Pedro que les hablaba de la resurrección. Ellos, que poco tiempo antes habían temido por su propia vida, ahora muestran una valentía y un arrojo inusuales. ¿Qué les ha pasado? ¿Cómo es posible un cambio de actitud tan radical en aquellos que sólo unos días antes habían huido como conejillos asustados? ¿Qué necesitamos tú y yo para vivir vidas intrépidas que glorifiquen el nombre de nuestro Dios? Hechos 4:1-22.

SIETE FRASES DE JESÚS EN LA CRUZ

Dicen que las últimas palabras de un moribundo son siempre trascendentales, y las del Hijo de Dios, por supuesto que lo fueron y por eso quedaron registradas en las Sagradas Escrituras. La manera como murió Jesús nos enseña cómo hemos de vivir la vida cristiana. Cada una de estas frases contiene una importante enseñanza para cada hijo de Dios, que nos muestran cómo pasar del reino del «yo» al Reino de Dios. Lucas 23 y Juan 19.

LOTERÍA DE NAVIDAD

Millones de personas esperan con auténtica expectación al día 22 de diciembre cuando se celebra el sorteo extraordinario de la lotería de Navidad. Sin embargo, los cristianos sabemos y hemos experimentado que somos los más agraciados de todos aunque no hayamos comprado ni un solo número de ese sorteo. Nosotros sí que hemos sido agraciados con el mayor premio que pueda recibirse. Un Premio que además ninguno merecemos en absoluto. Romanos 1:1-7, 16-17.

LOS RESULTADOS DE LA RESURRECCIÓN

Nos adentramos hoy en un pasaje en el que se repite hasta en cuatro ocasiones la expresión «era necesario». ¿Por qué era necesario que ocurriese así? Y más importante aún, ¿para qué era necesario? La resurrección de Jesucristo nos asegura nuestra justificación, un nuevo nacimiento y un nuevo cuerpo de resurrección. Lucas 24:1-7, 25-26, 44-47.

LA SUPREMACÍA DE CRISTO

¿Cuál es la última y más importante Palabra de Dios para la humanidad? ¿Has considerado a Cristo de una manera profunda y seria? ¿Quién es Él para ti personalmente? No estamos hablando aquí de conocer la «teología cristológica», estamos hablando de experiencia personal. ¿De qué tipo es tu fe? Intentaremos responder a estos interrogantes a la luz del pasaje de hoy. (Hebreos 1:1-3)