ESFUÉRZATE Y SÉ VALIENTE

La gracia es un concepto bendito de la Palabra de Dios que, sin embargo, es necesario comprender de manera correcta. El apóstol Pablo le dice a su discípulo Timoteo unas palabras que parecen una contradicción: «esfuérzate en la gracia» (2 Ti 2:1). Hoy hablamos de un hombre que comprendió esta aparente contradicción y la encarnó en su propia vida guiando así al pueblo de Dios a una gran victoria. ¿Qué es entonces esforzarse en la gracia si esta es un don que recibimos de forma inmerecida de parte de Dios? ¿En qué hemos de esforzarnos y ser valientes? Josué 1:1-9.

UN LUGAR DE ESPERANZA

La Cena del Señor, también conocida como Santa Cena o Nuevo Pacto, no es un rito mecánico que tenemos que repetir cada cierto tiempo. Tampoco se trata de un evento mágico como piensan algunas personas. Es un memorial con un profundísimo significado para aquellos que han experimentado el nuevo nacimiento. Es una celebración gozosa y llena de vida. En nuestro patrimonio intelectual de Occidente, ‘recordar’ significa ‘retraer’: traer a la mente algo que ya no es una realidad presente. Nada podría estar más lejos de la concepción judía. Para un judío, ‘recordar’ significa participar aquí y ahora en ciertos eventos definidos en el pasado y también en el futuro. 1 Corintios 11:24-25, Lucas 22:17-20.

EL GEMIDO DEL ESPÍRITU

¿Te sientes débil a la hora de orar? ¿Es eso normal, bueno o malo? Jesús habló de la oración como algo habitual en nuestras vidas, es decir, lo dio por sentado como la cosa más natural en cualquier hijo/a de Dios. De hecho, los Evangelios dan testimonio de cómo Jesús oraba frecuentemente y cómo apartaba tiempos especiales para una oración más profunda y especial. Los discípulos sintieron que no sabían orar y le pidieron a Jesús que les enseñase a hacerlo. Todos sentimos que no damos la talla a la hora de la oración. Romanos 8:26-28.

EN EL PRINCIPIO 5 – LA ESENCIA DE LA MASCULINIDAD Y LA FEMINIDAD

En una generación relativista, subjetivista y postmoderna, necesitamos como cristianos estar firmes en tres convicciones. Uno- Que la Verdad existe y puede ser conocida. Dos- Que solo el Creador tiene derecho a definir la realidad y establecer la naturaleza y el propósito de todas las cosas. Tres- Que la Biblia es la Palabra escrita de Dios y tiene autoridad suficiente sobre nuestras mentes y sobre nuestros afectos. Con esto bien presente, podemos abordar el tema de hoy. Génesis 1:26-27; 2:7-8, 15-25.

CULTO COMPLETO 10 MAYO 2020 – Vídeo

En una generación relativista, subjetivista y postmoderna, necesitamos como cristianos estar firmes en tres convicciones. Uno- Que la Verdad existe y puede ser conocida. Dos- Que solo el Creador tiene derecho a definir la realidad y establecer la naturaleza y el propósito de todas las cosas. Tres- Que la Biblia es la Palabra escrita de Dios y tiene autoridad suficiente sobre nuestras mentes y sobre nuestros afectos. Con esto bien presente, podemos abordar el tema de hoy. Génesis 1:26-27; 2:7-8, 15-25.

OJOS PARA VER

El pueblo de Dios vio grandes prodigios cuando salieron de Egipto, pero la mayoría de ellos solo alcanzaron a admirar los hechos milagrosos, pero no vieron la mano poderosa que estaba detrás de ellos. Pero también los discípulos vieron el poder de Dios actuando en Jesús, sin embargo también ellos durante mucho tiempo no tuvieron ojos para ver lo realmente importante detrás de las maravillas que contemplaron. Deuteronomio 29:1-6.

UNA FE PROBADA

Estamos viviendo un tiempo muy especial, un momento crítico que no puede dejarnos a ninguno indiferentes. Dios está sacudiendo al mundo que le ha dado la espalda, que le ha provocado con su actitud rebelde y/o indiferente hacia Él. El Señor está quebrantando nuestra arrogancia al mostrarnos nuestra fragilidad. Esta pandemia es un grito de Dios a las personas de toda raza, de toda lengua, de toda cultura y nación para que se vuelvan a Él, quien es amplio en perdonar. Pero esta sacudida, no va dirigida solo al mundo que está separado de Dios, también va dirigida a la Iglesia, al pueblo de Dios. Haríamos bien en estar atentos a la voz divina en este tiempo de confinamiento. El Señor quiere tratar con cada uno de nosotros. Santiago 1:2-3.

CONOZCAN LAS NACIONES QUE NO SON SINO HOMBRES

La pandemia mundial que estamos viviendo por el Covid-19 nos trae de vuelta a la realidad de nuestra fragilidad como seres humanos finitos. La soberbia de la humanidad en el siglo XXI ha sido fuertemente golpeada por un pequeño agente invisible que está haciendo que muchos caigan de su vanagloria. No somos tan grandes, tan fuertes, ni tan sabios como muchas veces nos creemos. Nos hacía falta un baño de humildad. Salmo 9:19-20.

EN EL PRINCIPIO 3 – LA IMAGEN DE DIOS

En el primer mensaje de esta serie basada en Génesis vimos a Dios el Creador en toda su gloria. En el segundo mensaje nos quedamos extasiados contemplando su majestuosa obra de Creación. Hoy abordamos cuál es la joya y corona de esta obra creadora. Entre otros muchos asuntos, entenderemos el porqué para Dios es aborrecible el que intentemos hacer alguna imagen de Él. También aprenderemos algo más acerca de nuestra esencia y nuestro llamado como seres humanos. Génesis 1:26-2:25.

AH SEÑOR MÍO, ERA PRESTADA

La escuela de profetas con Eliseo a la cabeza se propusieron construir un nuevo lugar donde albergar al creciente número de profetas que llegaban para prepararse. Durante las obras uno de los profetas pierde una herramienta e inmediatamente acude al hombre de Dios. Porque hay ocasiones en las que la ayuda de los hombres es completamente inútil. En esos momentos lo único sensato que podemos hacer es abandonarnos completamente en las manos de Dios. 2 Reyes 6:1-7.