GOZAOS EN LA ESPERANZA

Los tiempos difíciles que estamos viviendo pueden conducirnos fácilmente a la desesperanza, a la angustia y hasta a la depresión. Por eso es importante tener nuestros pensamientos en el lugar correcto recordando, aprendiendo, incluso memorizando la Palabra de Dios que nos afirma en lo que es permanente, en lo duradero, en lo real, en lo eterno. La esperanza cristiana no tiene nada que ver con la esperanza que nos ofrece el mundo cambiante. Se podría incluso afirmar que son antagónicas. Una está basada en circunstancias pasajeras y cambiantes, mientras que la otra está afirmada en lo que es permanente, duradero, genuino, eterno. Romanos 12:11-13; 5:1-2.