EN EL PRINCIPIO 17 – FE VERDADERA

¿Es necesario tener una gran fe? Jesús dijo que con una fe del tamaño de un grano de mostaza sería suficiente para mover los montes. ¿Es tu fe de esa clase de fe que vence al mundo? Porque podemos tener una gran fe, pero si el objeto de nuestra fe no es el correcto, esa fe no tendrá ningún efecto en cuanto al Reino de Dios y en cuanto a nuestro destino eterno. Noé demostró tener la fe auténtica y lo sabemos por los resultados de la misma. La auténtica fe siempre nos conduce a la obediencia a Dios y produce fruto para su gloria. La verdadera fe siempre nos pone en movimiento hacia la voluntad de Dios. Examinemos, pues hoy nuestra fe. Génesis 6:11-7:24.

CONVERSIÓN

Todos conocemos la historia de Zaqueo, aquel publicano de pequeña estatura que se subió a un sicómoro para poder ver a Jesús. Posiblemente su intención no llegaba más allá de satisfacer la curiosidad por conocer personalmente a aquel joven rabí nazareno del que todo el mundo hablaba. Pero Dios tenía un plan que él desconocía por completo y aquel bendito día su vida dio un vuelco que ni él, ni ninguno de sus conocidos podían siquiera vislumbrar en un derroche de imaginación. ¿Cómo se produce el milagro de la conversión? ¿Quién tiene la iniciativa en este proceso prodigioso? ¿Qué condiciones debe cumplir una conversión para que sea auténticamente bíblica? ¿En qué consiste el arrepentimiento? Lucas 19:1-10.

LÁZARO, UN SIEVO FIEL

La historia del rico y Lázaro encierra una gran cantidad de enseñanza acerca de Dios y de su Reino. En ella Jesús nos presenta dos situaciones extremas con las que quiere captar nuestra atención y hacernos reflexionar acerca de esta vida y la vida después de la muerte. Tanto lo que creemos como lo que vivimos en consecuencia a esa fe tienen repercusiones eternas y deberíamos estar muy atentos tanto a una como a la otra. Lucas 16:19-31.

OJOS PARA VER

El pueblo de Dios vio grandes prodigios cuando salieron de Egipto, pero la mayoría de ellos solo alcanzaron a admirar los hechos milagrosos, pero no vieron la mano poderosa que estaba detrás de ellos. Pero también los discípulos vieron el poder de Dios actuando en Jesús, sin embargo también ellos durante mucho tiempo no tuvieron ojos para ver lo realmente importante detrás de las maravillas que contemplaron. Deuteronomio 29:1-6.

UNA FE PROBADA

Estamos viviendo un tiempo muy especial, un momento crítico que no puede dejarnos a ninguno indiferentes. Dios está sacudiendo al mundo que le ha dado la espalda, que le ha provocado con su actitud rebelde y/o indiferente hacia Él. El Señor está quebrantando nuestra arrogancia al mostrarnos nuestra fragilidad. Esta pandemia es un grito de Dios a las personas de toda raza, de toda lengua, de toda cultura y nación para que se vuelvan a Él, quien es amplio en perdonar. Pero esta sacudida, no va dirigida solo al mundo que está separado de Dios, también va dirigida a la Iglesia, al pueblo de Dios. Haríamos bien en estar atentos a la voz divina en este tiempo de confinamiento. El Señor quiere tratar con cada uno de nosotros. Santiago 1:2-3.

LA PRUEBA DE LA FE 3

Llegamos al tercer y último mensaje de esta miniserie sobre la vida del patriarca Job. Un hombre que fue probado y aprobado por Dios. En un mundo que está bajo el maligno, Dios siempre se reserva un remanente, un pueblo que le ama y le sirve a pesar de las circunstancias adversas. Gente sostenida únicamente por la gracia eficaz de Dios. Job 38.

LA PRUEBA DE LA FE 2

Este libro nos descorre el velo para mostrarnos lo que ocurre en la esfera espiritual e invisible que afecta de manera personal y directa nuestro cotidiano vivir. Como hijos de Dios no deberíamos ignorar que el mundo físico y espiritual se solapan y se influyen mutuamente. Satanás afirma que la devoción de Job no es íntegra ni honesta, pero además se atreve a insinuar que Dios mismo tampoco actúa de manera honrada y desinteresada, pues busca que Job le pague con su adoración. Así el enemigo pretende reducir la relación de Dios con los seres humanos a un mero intercambio mercantil. Job 1:6-2:10

LA PRUEBA DE LA FE 1

Satanás se presenta delante de Dios para dar su informe. Con su infernal arrogancia responde que viene de señorear sobre la Tierra, su dominio. Pero Dios le hace ver que no domina sobre todos, porque hay un hombre en la tierra de Uz que le sirve fiel y piadosamente en medio de la rebeldía generalizada. El escenario está dispuesto para que Satanás desencadene una terrible prueba sobre el hombre de Dios. Job 1:1-8.

DELANTE DE DIOS

El rechazo al Dios Creador que se produce en el corazón pecador nos conduce irremisiblemente a la impiedad y ésta nos lleva a la injusticia. Por eso no es de extrañar la corrupción que impera hoy día en la mayor parte de las sociedades, que en su inmensa mayoría le han dado la espalda a Dios. El apóstol Pablo lo vio muy claramente ya en el siglo I de nuestra era. Y es que el corazón humano sigue teniendo hoy las mismas carencias y necesidades que hace dos mil años. Romanos 1:18-32.