EL REY ANTE PILATO

Jesús es «juzgado» de forma irregular y completamente ilegal por las autoridades religiosas de Israel con un veredicto que ya estaba prefijado de antemano. Después lo llevan ante la autoridad civil que representa al Imperio, el gobernador Poncio Pilato, para conseguir completar sus propósitos de condenar a Jesús a la pena capital. Analizamos la breve conversación que Jesús mantuvo con Pilato y nos adentraremos en varios aspectos del Reino del que Jesús afirmaba que era suyo. Juan 18:28-40.