VOSOTROS ORARÉIS ASÍ 2

Los discípulos le pidieron a Jesús que les enseñase a orar. Seguramente ellos habían sido testigos de cómo Jesús oraba en público, pero muy posiblemente intuían que en privado Jesús debía orar de forma más intensa y profunda. Él no les dio un complicado curso sobre este asunto, sino que les enseñó un sencillo modelo a seguir con unas pautas claras. Primero debían orar por los asuntos relativos a Dios y a su Reino, después orarían por sus necesidades física y anímicas, sin perder de vista una visión comunitaria. Una vez que estamos bien enfocados en Dios, podemos pedir por nuestras necesidades y las de nuestros hermanos. Continuamos de esta manera analizando el modelo de oración que Jesús nos dejó. Mateo 6:9-13.

EL ESPÍRITU Y LA ESPOSA DICEN: ¡VEN!

La Escritura da un testimonio amplísimo y contundente sobre la veracidad de la segunda venida de Cristo a la tierra. Se nos anunció que Dios mismo vendría en la forma de un niño, y así fue. Se nos anunció que moriría entre malhechores, y así fue. Se nos anunció que al tercer día se levantaría de la muerte, y así fue. Sin ninguna duda, esta otra profecía también se cumplirá fielmente en su momento oportuno. Este hecho será a la vez un día de gran júbilo y de una felicidad inquebrantable y desbordante para unos. Pero para otros será un día terrible lleno de horror y sufrimientos sin fin. Mientras ese día llega, tanto la Iglesia como el Espíritu dicen incansablemente: ¡Ven! Apocalipsis 22:17-20.

EN EL PRINCIPIO 12 – EL PECADO ESTÁ ACECHANDO

Cada persona en la Tierra anhela alcanzar gloria, honra e inmortalidad, y ese es un deseo sano e innato en todo ser humano. Pero la humanidad ha intentado alcanzarlos de la manera equivocada una y otra vez, siendo así incapaz de llegar a estas bendiciones que nos proporcionarían la dicha y el significado que todos deseamos. La Biblia nos enseña que tenemos un enemigo tenaz que nos espera agazapado en cada esquina esperando a atacarnos y así frustrar todos nuestros intentos de alcanzar la felicidad que anhelamos. Génesis 4:1-12.

LÁZARO, UN SIEVO FIEL

La historia del rico y Lázaro encierra una gran cantidad de enseñanza acerca de Dios y de su Reino. En ella Jesús nos presenta dos situaciones extremas con las que quiere captar nuestra atención y hacernos reflexionar acerca de esta vida y la vida después de la muerte. Tanto lo que creemos como lo que vivimos en consecuencia a esa fe tienen repercusiones eternas y deberíamos estar muy atentos tanto a una como a la otra. Lucas 16:19-31.

HAY MÁS DE DIOS, PIDE MÁS

En el pasaje que analizamos hoy vemos a Jesús enseñando a sus discípulos a orar. De todos es bien conocido lo que se ha llamado el Padrenuestro, pero hoy nos enfocaremos más en el cómo que en el qué. Tras la oración modelo Jesús pone dos parábolas que explican cómo es la forma correcta de orar. La parábola del amigo inoportuno y la del niño que pide comida a su padre. En ellas encontramos valiosísimos consejos en cuanto a la manera correcta en la que debemos orar. Lucas 11:5-13.

ESFUÉRZATE Y SÉ VALIENTE

La gracia es un concepto bendito de la Palabra de Dios que, sin embargo, es necesario comprender de manera correcta. El apóstol Pablo le dice a su discípulo Timoteo unas palabras que parecen una contradicción: «esfuérzate en la gracia» (2 Ti 2:1). Hoy hablamos de un hombre que comprendió esta aparente contradicción y la encarnó en su propia vida guiando así al pueblo de Dios a una gran victoria. ¿Qué es entonces esforzarse en la gracia si esta es un don que recibimos de forma inmerecida de parte de Dios? ¿En qué hemos de esforzarnos y ser valientes? Josué 1:1-9.

VIVE COMO UN RESUCITADO

Es peligroso intentar vivir creyéndonos alguien que no somos. Por otro lado, también es una desgracia vivir como un miserable, cuando en realidad eres un hijo/a de Dios. Hoy recibimos un llamado a centrar nuestra vida en lo realmente importante, en lo que da sentido y significado a nuestra vida como hijos/as de Dios. Colosenses 3:1-6.

POBRE, DESNUDA Y CIEGA

La situación espiritual de la iglesia de Laodicea era ciertamente lamentable. Siendo pobre y estando desnuda y ciega, sin embargo ella se veía a sí misma como rica y poderosa pensando que no necesitada nada ni a nadie. Esta iglesia es un auténtico paradigma de muchas iglesias del siglo XXI. Pensando que lo tienen todo y que hacen lo que a Dios agrada, sin embargo están muy lejos de Él porque han dejado a Jesucristo afuera. La visión que nos muestra esta carta de Jesucristo llamando a la puerta es a la vez patética y gloriosa. Patética porque revela el estado digno de lástima que presentan algunas que se creen ricas y espirituales. Y gloriosa porque muestra el amor y la misericordia infinitas del Señor que sigue llamando a la puerta esperando nuestra respuesta. Apocalipsis 3:14-22.

BIENAVENTURADO EL QUE AMA LAS MORADAS DE DIOS

Los salmos han sido durante siglos el manantial del que han bebido innumerables hijos de Dios porque en ellos se expresan los más profundos anhelos del alma humana. Hoy analizamos el 84, un salmo del peregrino, que se solía entonar durante el viaje a Jerusalén para asistir a alguna de las festividades sagradas. Salmo 84.

PRIMICIAS

En el Antiguo Pacto Dios estableció una serie de ofrendas que su pueblo debía ofrecer para que hubiese una relación correcta entre el Dios santo y el pueblo llamado a ser santo. Hoy analizamos una de estas ofrendas y sus implicaciones para nosotros hoy que pertenecemos al Nuevo Pacto. La ofrenda de primicias se ofrecía en gratitud y reconocimiento a Dios por los primeros frutos de la tierra. Nuestro texto de hoy afirma que somos “primicias de sus criaturas”. ¿Qué quiere expresar el apóstol Santiago con esta expresión? Santiago 1:12-18.